DRAMA CRITICA

Crítica: “Los árboles mueren de pie”, en el Teatro Victoria

Editor General

13 abril 2009

Una obra que es capaz de hacerte reír, llorar y reflexionar

¿Qué hacer ante un problema que parece no tener solución? ¿A quién podemos acudir cuando nos invade la sensación de que todo está perdido? Alejandro Casona dejó escrita una lección de entereza espiritual en una de sus obras más representativas, poniendo al servicio de los actores un texto que es capaz de hacernos reír, llorar, e incluso reflexionar, si bien unos lo consiguen mejor que otros. El Teatro Victoria acoge ‘Los árboles mueren de pie’, una historia en la que una mujer recibe una señal de esperanza antes de cometer una imprudencia, mientras que un anciano atraviesa una situación desesperada que puede poner en peligro la delicada salud de su amada esposa.

Ambos acuden a una cita pintoresca con la promesa de ser salvados. Coinciden en un lugar extraño en el que nada es lo que parece. Pronto descubrirán que existe un resquicio por el que se cuela la luz, ya que han ido a parar a una empresa dedicada al noble servicio de crear realidades inventadas para consolar nuestra alma. El encargado de administrar esta medicina para la voluntad es un auténtico profesional al que no le tiembla el pulso aunque la situación desborde emotividad.

Aunque esta obra pueda venirle al pelo a un espectador algo deprimido, lo cierto es que su receta pedagógica es universal. Durante la representación, todos los personajes actúan de profesores de la escuela de la vida, lanzando perlas que despiertan la humanidad y fortalecen la dignidad. De los roles principales, los femeninos son de 10. Creo que Parisa Aryán lleva tanto tiempo enamorada del personaje de Isabel que ha conseguido transmutarse en él. Por su parte, Fedra Marcús en la piel de la melancólica abuela no deja que lo tierno se convierta en cursi y sorprende agradablemente cuando debe permanecer erguida y sacar las uñas. Es posible que al terminar la función, uno se quede con la idea de que autoengaño puede ser un fantástico estilo de vida. El alma se agarra a un clavo ardiendo con tal que seguir plantándole cara a lo que esté por venir.

Las lenguas trabadas jugaron una mala pasada a más de un actor, haciendo que muchas frases chirriaran en el patio de butacas. Dentro del catálogo de intérpretes secundarios, el aire estrafalario que requerían ciertos personajes, rozó sobre las tablas lo absurdo, prodigándose las sobreactuaciones totalmente fuera de lugar. Por otra parte, el escenario del Teatro Victoria no facilita los mutis y las entradas y salidas resultan acciones desordenadas. El movimiento de los actores por detrás del telón de fondo distrae la atención del espectador, más pendiente de adivinar la utilería o el cambio de vestuario. Al margen de algunos detalles que valdría la pena pulir más para que el conjunto fuera más homogéneo, esta versión de ‘Los árboles mueren de pie’ consigue su principal objetivo: defender la imaginación como método para la supervivencia.

Venta de Entradas: En el teléfono 91 522 88 34 y en El Corte Ingles Teléfono 902 400 222

Teatro Reina Victoria (Pizarro, 1 Madrid) Tel. 91 522 88 34
Fecha: Desde 5 de Abril de 2009
Género: Drama
Horario: Todos los domingos de abril a las 20 horas..
Precio: De 12 € a 15 €

Redacción todosalteatro.com

COMENTARIOS

No hay comentarios, puedes dejar el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



ARTICULOS RELACIONADOS